La Avena y el Gluten

Aunque siempre ha sido excluida de las dietas sin gluten, en realidad, la avena en si misma, NO contiene gluten. Esta exclusión se debe a dos factores:

La contaminación cruzada.

El cultivo de este cereal  se suele realizar con la misma maquinaria  con la que se cosechan otros cereales que si contienen gluten, como por ejemplo, el trigo, el centeno y la cebada. Además, los productos elaborados con avena se suelen procesar, preparar y envasar en las mismas instalaciones que otros productos con gluten.

Por esta razón, algunas compañías han comenzado a cultivar y procesar avena con campos y equipos libres de gluten.

Actualmente, se puede encontrar avena pura, libre de gluten, certificada con el logotipo de la espiga barrada. Así como productos que contienen avena sin gluten como ingrediente, identificados con el siguiente símbolo:

Logotipo espiga barrada, de un producto sin gluten y con Avena

Sensibilidad / Intolerancia a la avena

La avena puede ser tolerada por la mayoría, pero no por todas las personas que son intolerantes al gluten. Una pequeña parte del colectivo celíaco, puede presentar una sensibilidad / intolerancia a una proteína de la avena llamada Avenina, ya que tiene una estructura de aminoácidos similar a la del gluten.

Un estudio sobre la celiaquía y el consumo de avena, concluyó que solo un 8% de los participantes tuvieron una respuesta pequeña y sin síntomas clínicos, al consumo de gran cantidad de avena. Para estos pacientes, seguía siendo seguro consumir hasta 100g de avena pura por día. (1)

En caso de incorporar avena a la alimentación de una persona celíaca, se aconseja informar al médico especialista, para llevar un seguimiento del cambio y comprobar si esta es bien tolerada o no.

Si quieres más información sobre el Gluten, te recomendamos que visites la página: https://vivirsingluten.online, donde podrás resolver todas tus dudas sobre el gluten, los alimentos que lo contienen, así como recetas y consejos.